El efecto “regadera” de El Niño podría empezar en octubre

Según los especialistas esto podría definir el rinde del trigo en la zona y determina las siembras de soja comienza con paradojas y preocupaciones.

218095_imgEl mes crítico que define el rinde del trigo en la zona y determina las siembras de soja comienza con paradojas y preocupaciones, para los especialistas que sostienen que el efecto “regadera” de El Niño podría empezar en octubre en la Zona Núcleo.

Por un lado se marca la falta de agua superficial desde el oeste de la región; se necesitan 30 mm en breve, pero los suelos siguen recargados en profundidad, con las napas que acechan a pocos centímetros y la perspectiva de El Niño.

El experto José Luis Aiello, director de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA) y director Científico de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario analizó cuánta caída de agua se puede esperar.

Mientras que el análisis fue en un contexto en el que está sembrado el 93% del maíz temprano y los trigos entran espigar, “generalizándose los controles de enfermedades”, según GEA.

Aiello detalló que “los efectos de El Niño empezarán a hacerse evidentes hacia fines de octubre” por lo que con los problemas de costos de este año, es importante asegurar las siembras de soja para evitar el doble costo de resembrar.

Pero, según los técnicos de GEA, las siembras en la Zona Núcleo comenzarán a generalizarse después del 20 de octubre y quedarían a merced del efecto “regadera”.

Los datos de octubre muestran que deberían recibir precipitaciones en torno a las medias; pero será un año donde la siembra de la oleaginosa se realice con los temores a las lluvias convectivas y en el que se estará muy pendiente del avance de los frentes de tormentas para cubrir cada lote.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.