Senasa: fracasó la negociación y habrá 12 días de protestas y piquetes

La extensión del conflicto podría afectar la provisión de carne y provocar aumentos en los mostradores.

senasaEl conflicto salarial y laboral de los trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) se agravó ante la falta de respuesta del Ministerio de Economía a los reclamos de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Por eso, decidieron que el lunes próximo comenzará un paro de 12 días (se extenderá hasta el 20 de este mes) y una movilización por la autopista Ricchieri, con cortes y acampe en los peajes del Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Así lo informó Jorge Ravetti, de la Coordinadora de Trabajadores Nacionales de ATE-Senasa, quien, tras la audiencia realizada en el Ministerio de Trabajo, dijo que las autoridades de la cartera de Economía “no autorizaron la partida presupuestaria necesaria para afrontar” el aumento salarial, pese al compromiso de formalizar una propuesta. Y destacó que “tampoco hubo definición sobre la partida presupuestaria que necesita el Senasa para funcionar hasta fin de año y que no quede paralizada su operatividad en todo el país”.

“Esto significa un retroceso en el ámbito de negociación que el mismo Estado empleador había solicitado, así como una burla para los trabajadores del Senasa”, destacó Ravetti.

El agravamiento del conflicto podría derivar en que falte carne o suban los precios en los comercios porque hay frigoríficos que paralizaron su actividad por la falta de hacienda, ya que el Senasa extiende los certificados para que se puedan trasladar los animales.

El gremio reclama la apertura de la paritaria sectorial, la equiparación de salarios con organismos afines que cumplen funciones similares (AFIP, Migraciones y Aduana) y el pase a planta permanente de todos los contratados, entre otros puntos.

Por otra parte, ayer tampoco hubo avances en las negociaciones salariales con los gremios ferroviarios, que se realizaron en el Ministerio de Trabajo. La Fraternidad y los señaleros habían declarado un paro que tuvieron que levantar porque desde la cartera laboral les dictaron la conciliación obligatoria.

Los sindicalistas reclaman un 35% de aumento salarial para este año, mientras que el Gobierno, hasta ahora, les ofreció un 27,8% hasta diciembre y un porcentaje adicional para el primer semestre de 2016, como para llegar a una mejora del 32% con una vigencia de 16 meses.

Entretanto, se retomaron las tratativas salariales entre el gremio de Sanidad y las cámaras que agrupan a clínicas y sanatorios. Desde el sector sindical advierten que si a mitad de la semana próxima no hay acuerdo, lanzarían un paro.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.